Calzoncillos blancos: un ocaso real

Tendencias

Robert Erkoreka
Comunicador audiovisual. Fanático del arte, del gimnasio y de los gatos. Me dejan escribir sobre ropa interior y bañadores hombre en Belfusto. En otra vida fui italiano. Spes est vigilantis somnium

De reyes absolutos a compañeros de cajón. Las ventas de calzoncillos blancos en esta última década han descendido a niveles nunca vistos hasta ahora. La nueva situación a la que se enfrentan los otrora líderes en ventas de ropa interior masculina oscila entre la aversión y el desinterés por parte de muchos usuarios. Pero el rey emérito de los calzoncillos no ha muerto y una legión de seguidores silenciosos se mantiene, ahora y siempre, fieles al color más impoluto.

boxers blancos
La supuesta decadencia de los calzoncillos blancos… ¿realidad o leyenda negra?

La democratización cromática destronó al soberano albino

A principios del siglo XXI se produjo una eclosión en el mundo de la ropa interior masculina. Coincidiendo con la popularización masiva de las compras online, nuevas marcas de calzoncillos aparecieron con fuerza y, con ellas, una nueva forma de entender la moda íntima para hombre mucho más fresca, juvenil, dinámica y moderna. Las nuevas marcas traían nuevos estilos, rompían corsés en patrones y, sobre todo, democratizaban la paleta cromática de sus calzoncillos.

slips Modus Vivendi
Modus Vivendi ha reducido el blanco a «color básico» en sus colecciones.

La popularización de los nuevos colores supuso el punto final de un reinado que ya llevaba años sufriendo los azotes de su gran enemigo: los calzoncillos negros. A finales del siglo XX las marcas más conocidas de ropa interior masculina a nivel internacional empiezan a dar más importancia al negro en sus catálogos. Pero ya era tarde. El usuario había cambiado de preferencia en su color hacía ya muchos años (ya se vendían más calzoncillos negros que blancos) y las grandes marcas, que ya daban signos de fosilización, no lo vieron a tiempo. Años vinculando marca, logo y producto a un color que ya no era el rey, tiene sus consecuencias. Resulta cuanto menos curioso que la caída del color blanco vaya pareja al ocaso (cuando no desaparición) de las colecciones de ropa interior masculina de las grandes marcas. ¿Casualidad o causalidad?

Una nueva era para los calzoncillos blancos

Que nadie se llame a engaño. Los calzoncillos blancos no han muerto, simplemente han sido destronados. Ya no existen reyes en la ropa interior masculina. Como mucho los calzoncillos negros son los senescales, los «primus inter pares» de un cajón de la ropa interior diverso, complejo y mucho más pensado. Los hombres que se compran su propia ropa interior lo hacen pensando en para qué quieren esos calzoncillos, que usos les van a dar y con qué frecuencia se los pondrán. La reflexión lleva a una compra mucho más especializada, una demanda más selectiva que trae, en consecuencia, una oferta mucho más amplia y diversa.

mini slips
El poder erótico de los calzoncillos blancos es incuestionable.

Y en esa amplia oferta los calzoncillos blancos ocupan un lugar destacado. Ya sea viviendo de rentas del pasado, por el halo vintage que desprenden, o porque siguen teniendo una presencia considerable en la industria pornográfica, los antiguos reyes de la ropa interior mantienen un cierto status. Y la prueba está en que prácticamente todas las marcas de ropa interior masculina a nivel internacional mantienen el blanco como color habitual en sus colecciones. Aunque eso sí, acompañado por el negro, los azules y los grises en pie de igualdad.

Los irreductibles

Como todo rey destronado, los calzoncillos blancos cuentan con una considerable legión de seguidores que, con mayor o menor fidelidad, no le han dado la espalda al color albino en sus calzoncillos. Para muchos de estos compradores de ropa interior blanca, la eclosión de las nuevas marcas de principios del siglo XXI no supuso un cambio de color. En muchos casos, ni siquiera de modelo de calzoncillo. Hay hombres que llevan décadas usando el mismo tipo de slip ancho con abertura frontal y de color blanco. Solo que hace 20 años era de la marca Abanderado y hoy es de 2xist.

boxers largos
El blanco sigue siendo un color base para marcas clásicas como Mundo Único.

Por otro lado están los usuarios cuya fidelidad empieza y acaba en el color. Hombres que sí que renovaron el cajón de la ropa interior masculina con nuevos tipos de calzoncillos, que probaron los tangas masculinos y los jockstraps deportivos, que descubrieron nuevas marcas y nuevos patrones como los boxers cortos o los mini slips. Pero todo en blanco. Siempre calzoncillos blancos. Su color fetiche.

calzoncillos blancos
Marcas jóvenes como Walking Jack apuestan por el blanco. ¿Renacimiento o canto del cisne?

El incierto futuro de los calzoncillos blancos

Entre nostálgicos y fetichistas. Dos grupos de fidelidad altísima pero de escasa incidencia en ventas. Resulta difícil aventurar que futuro le espera a la ropa interior blanca. Dos cosas parecen claras: de un pasado glorioso y remoto no se puede vivir eternamente y la democracia cromática no tiene vuelta atrás. Se impone un retiro digno para el rey emérito. Ser un gayumbo más entre muchos calzoncillos de colores. Y vivir con el aliento pegado de la némesis, el nuevo senescal altivo, joven y fuerte: los calzoncillos negros.

- Publicidad -spot_img

¿Quieres darnos tu opinión?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Fotógrafos

Krzysztof Marchlak: nadando en la oscuridad

Las composiciones visuales que Krzysztof Marchlak nos ofrece en "I would give you my heart" (la exposición virtual que...

Richard Kranzin: la mirada desnuda

Las historias que compone Richard Kranzin precipitan en dos ámbitos -la fotografía y el cine- tan cercanos y (con...

Men Galore: exposición de Eric Lanuit en el ELITE HOTEL de Sitges

Men Galore es el título de la primera exposición en España del fotógrafo francés Eric Lanuit. Despúes de una...
- Publicidad -spot_img

Artículos Relacionados