Errikos Alevridis y Stavros Tzivakos por Panos Giannakopoulos para Modus Vivendi

Tendencias

Robert Erkoreka
Comunicador audiovisual. Fanático del arte, del gimnasio y de los gatos. Me dejan escribir sobre ropa interior y bañadores hombre en Belfusto. En otra vida fui italiano. Spes est vigilantis somnium

Los modelos Errikos Alevridis y Stavros Tzivakos fueron los elegidos (junto con el también modelo Evangelos Chaliotis) para presentar al mundo una de las últimas colecciones de ropa interior masculina de la temporada otoño invierno 2020-2021 de Modus Vivendi. La línea de calzoncillos brillantes Glam Sparkle ponía el broche de lujo a un año muy complicado pero, a su vez, muy prolífico para la marca griega.

Charlamos con Errikos y Stavros para conocer un poco más como es su día a día mientras se someten a las sabias directrices del fotógrafo Panos Giannakopoulos en una sesión cargada de glamour hasta arriba.

Errikos Alevridis: un caballero ateniense.

En la antigua Grecia la gente creía que había que cuidar los tres «yo» más importantes: el cuerpo, la mente y el alma. ¿Cuáles son tus hábitos diarios para no desfallecer y evolucionar?

Intento hacer ejercicio al menos una hora al día y sigo una dieta específica. Creo que la combinación de ambas cosas ayuda a conseguir un equilibrio entre cuerpo y mente.

¿Crees que la gente, en general, puede cambiar? En lo referente a los hábitos diarios, la apariencia física… ¿Qué crees que es necesario para que alguien que se ha propuesto cambiar de vida, lo consiga?

¡Por supuesto que pueden! Todo está en nuestra mente… Con la orientación adecuada y voluntad, se puede lograr todo en la vida.

¿Cuál es tu personaje favorito de todos los tiempos? ¿Por qué te inspira?

Admiro a mucha gente… Uno de ellos es David Gandy porque es un exitoso hombre de negocios y un modelo reconocido.

¿Apoyas alguna causa social actualmente? ¿Como crees que las personas pueden ayudar a los demás?

Creo que la gente debería ayudarse entre sí sin esperar nada a cambio. Aunque hoy en día es difícil encontrarte con esta clase de personas…

Errikos Alevridis
«Yo soy un ciudadano, no de Atenas o Grecia, sino del mundo» (Sócrates).

¿Has cambiado tus hábitos por haber adquirido una mayor conciencia medioambiental?

Siempre he respetado el medio ambiente porque vivimos en él. Intento coger la bici en vez del coche dos o tres veces a la semana. ¡La verdad es que también es un gran ejercicio cardiovascular! Ja, ja, ja…

¿Tienes actualmente una relación sentimental? ¿Qué es lo que más valoras?

Mantengo una relación con una persona desde hace algunos años. Creo que lo más importante es la honestidad y la lealtad.

¿Película, libro y música favoritos?

La pregunta más difícil porque me encanta el cine y se me hace difícil elegir solo una película… Pero te diré El curioso caso de Benjamin Button (David Fincher, 2008).

¿Cuáles son tus pasiones en la vida?

Hacer ejercicio, ver películas, pasar las noches con amigos y con mi persona especial

Por último, ¿cómo te ha cambiado la vida por la pandemia del covid-19? A nivel cotidiano, perspectivas de vida, prioridades…

El covid-19 ha sido un desastre para la economía global y nos ha afectado a todos. Personalmente, no poder hacer ejercicio y no poder ver a mis amigos más cercanos fue una especie de desastre también para mí… Además, me preocupaba mucho por mi familia y por mí mismo por el peligro que puede causar a nuestra salud el contagiarse del covid-19.

Stavros Tzivakos: los ojos del mar.

En la antigua Grecia la gente creía que había que cuidar los tres «yo» más importantes: el cuerpo, la mente y el alma. ¿Cuáles son tus hábitos diarios para no desfallecer y evolucionar?

He escuchado a mi padre decir esta antigua cita griega desde que tengo memoria: «νους υγιής εν σώματί υγιεί» (mente sana en cuerpo sano). En mi opinión, lo más difícil de la vida es poseer la autodisciplina para mantener el equilibrio entre lo que tu corazón y tu mente quieren. Fallé en este punto cuando tenía unos 20 años, pero debido a acontecimientos importantes posteriores aprendí a valorar mi salud mental más que cualquier otra cosa en mi vida cotidiana. La lección más importante que recibí a esa edad es que, literalmente, no puedes hacer nada si tu mente no está en un estado saludable.

Concretando: creo que debes cuidar bien tu cuerpo por las sorpresas (tanto buenas como malas) que la vida te depara. Despertar y tomar un desayuno saludable es lo primero que hago para mantener mi cuerpo lleno de energía. Como solían decir los antiguos griegos: «por la mañana come como un rey». Después del desayuno siempre leo de 10 a 20 páginas de un libro con contenido psicológico. Esto me ayuda a organizar las cosas en mi mente para poder concentrarme en mis metas diarias que me mantendrán alerta y feliz. Posteriormente, realizo mi entrenamiento diario de crossfit que mantiene mi cuerpo sano y al mismo tiempo fortalece mi estado mental por las endorfinas y la serotonina segregadas. Además el ejercicio te provoca cierta euforia y te ayuda a ver las cosas desde una perspectiva optimista.

Cuando vuelvo a casa me preparo el almuerzo y la cena. Luego trabajo en algunos proyectos en los que estoy metido y, normalmente, salgo con amigos después. Una alternativa sería leer un libro, ver una película o intentar hacer planes para el próximo día/semana/mes y poder configurar mi horario.

Por último, me gustaría decir que creo que todas las personas deberían estar orgullosas de sí mismas por intentar vivir sus vidas de la mejor manera posible. Tampoco pasa nada si las cosas no salen perfectas a la primera. Cada fracaso te da una lección que puedes aplicar en el siguiente intento. Al final, creo que este es el “santo grial” de la existencia humana: encontrarte a ti mismo en cada giro de la vida, bueno o malo, sin perder tu integridad durante la búsqueda de la felicidad. Como Cleobulus, uno de los Siete Sabios de la antigua Grecia, solía decir: «μέτρον άριστον» (todas las cosas con moderación).

¿Crees que la gente, en general, puede cambiar? En lo referente a los hábitos diarios, la apariencia física… ¿Qué crees que es necesario para que alguien que se ha propuesto cambiar de vida, lo consiga?

No creo que el carácter de las personas pueda cambiar, aunque sí que pueden adaptarse a lo que les depara la vida. Teniendo esto en cuenta, todos tenemos el potencial de adaptarnos y convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Cuanto más duro te golpea la vida, más fuerte te vuelves y la única habilidad necesaria es creer en ti mismo y tener el coraje de aceptar los cambios.

¿Cual es tu persona o personaje favorito o inspirador de todos los tiempos?

No tengo una persona favorita a la que admirar, aunque admiro a las personas que caen y vuelven a levantarse más fuertes que antes. Volveré a citar a mi padre (tal vez, a veces, lo admiro) que sigue diciendo que “si te caes diez veces, debes ponerte en pie once”.

¿Apoyas alguna causa social actualmente? ¿Como crees que las personas pueden ayudar a los demás?

Lo primero es saber en qué aspecto te gustaría que el mundo cambiase y cuanto estás dispuesto a apoyar a las personas que luchan por ese cambio. Quiero decir, ¿qué es lo que realmente te molesta: los problemas ambientales, el escaso acceso a la educación, la salud de los niños, las violaciones de los derechos humanos, el trato a las personas mayores, la salud mental, los derechos de las mujeres…?

Mi forma de ayudar es apoyar a todas y cada una de las personas que sientan la necesidad de hablar con alguien o requieran que alguien les entienda, principalmente, por problemas de salud mental. Puedo pasar horas conversando con personas que intentan superar sus problemas psicológicos. Ya sean menores, como una ruptura; o mayores, como un gran episodio de colapso mental, por ejemplo. Cuando alguien comparte conmigo este tipo de experiencia traumática, siento que me está permitiendo entrar en la parte más sagrada de él mismo. Se requiere vulnerabilidad para tener tales conversaciones con un tercero, la vulnerabilidad es la esencia de la conexión y la conexión es la esencia de la existencia. ¿Cómo no querría ser parte de esto?

Stavros Tzivakos
“Quién pudiera ostentar, como una brida, el arco iris sin par de tu mirada desde tu luz a mi negror caída” (Antonio Gala).

¿Has cambiado tus hábitos diarios para poner tu granito de arena en favor del medio ambiente?

He hecho un pequeño cambio: he empezado a separar mi basura.

¿Tienes actualmente una relación sentimental? ¿Qué es lo que más valoras en una persona?

Creo que nunca tendré una relación con otra persona que no sea yo mismo. A raíz de mi problema de salud, me planteé seriamente muchas cosas y llegué a esta conclusión. Puede sonar a egoísta, pero en realidad es más que eso. Toda mi vida he tenido miedo a que la gente se fuera de mi lado con el tiempo, ya sea en una relación amistosa o amorosa. Desafortunadamente, no puedo cambiar esta forma de pensar por lo que, para equilibrar este miedo, prefiero tener una conexión real con alguien localizando la parte más vulnerable de su corazón, entendiéndola y luego ofreciéndole mi experiencia para que la otra persona pueda expresarse más fácilmente. Estas conexiones forjan momentos que siempre serán recordados como especiales por ambas partes. Si nuestra voluntad se une al destino, juntos podemos avanzar como socios en eso que llamamos «vida».

¿Película, libro y música favoritos?

Creo que no he visto suficientes películas en mi vida para tener una idea bastante amplia, pero las dos primeras que me vienen a la mente son Hooligans (Lexi Alexander, 2005) y Querido John (Lasse Hallström, 2010). Ambas películas tienen un mensaje bastante profundo para el espectador.

En cuanto a mi libro favorito en estos momentos, es uno muy profundo de género psicológico y bastante complejo llamado «Askitiki» de Nikos Kazantzakis. Para ser honesto, no he leído todo el libro pero cada vez que vuelvo a él es como teletransportarse a otra dimensión de un mundo en el que deberíamos vivir. Provoca tantos sentimientos encontrados que al final hace que el lector vuelva y piense si es la persona que quiere ser o algún otro «yo» suyo.

¿Cuáles son tus pasiones en la vida?

Mi mayor pasión es ejercitar mi cuerpo y mi mente. Entrenar mi cuerpo es mi pasión desde que era niño ya que nadaba (literalmente) día y noche para alcanzar mis metas. Mi duro entrenamiento fue recompensado con una medalla de oro en 2008, cuando gané el Campeonato Nacional en 400 m estilo libre. Según me hago mayor (y más sabio), estoy más orientado en trabajar en un campo que me apasiona, en que mis padres estén orgullosos de mí a través de mi felicidad, encontrar a alguien con quien conecte profundamente, vivir una vida saludable llena de buenas experiencias y, lo más importante: envejecer con muchos recuerdos.

¿Y qué te hace feliz?

Estar rodeado de personas que me aman me hace sentirme muy cómodo. Y ese sentimiento ya me supone la mayor alegría de todas.

Por último, ¿cómo te ha cambiado la vida por la pandemia del covid-19? A nivel cotidiano, perspectivas de vida, prioridades…

La verdad es que tengo que decirte que la pandemia de covid-19 no ha afectado significativamente mi rutina diaria. Mi día a día todavía se mueve en lo que te explicado en la primera respuesta, más o menos.

- Publicidad -spot_img

¿Quieres darnos tu opinión?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img

Fotógrafos

Eric Lanuit: noches de bohemia

La obra fotográfica de Eric Lanuit es una invitación a celebrar una manera de entender el arte. Una apuesta...

Romain Berger, pensión completa en el Nowhere Hotel

Es más emocionante sugerir que mostrar. Bailarle el agua a esta afirmación nos evitaría el ataque de una legión...

Mauricio A. Rodríguez, una habitación propia

Las trece composiciones fotográficas que forman parte de "Unlocked", la nueva exposición que The Little Black Gallery consagra a...
- Publicidad -spot_img

Artículos Relacionados