spot_img

Ropa interior gay: superando clichés

Tendencias

Robert Erkoreka
Comunicador audiovisual. Fanático del arte, del gimnasio y de los gatos. Me dejan escribir sobre ropa interior y bañadores hombre en Belfusto. En otra vida fui italiano. Spes est vigilantis somnium

De un tiempo a esta parte estamos asistiendo a una auténtica eclosión de la ropa interior gay. Un fenómeno parejo a la propia evolución de la moda íntima masculina que ha visto nacer nuevas marcas y propuestas en relativamente poco tiempo. Que la ropa interior gay ha llegado para quedarse es un hecho. Y que con ella se ha instalado una confusión conceptual un poco lamentable, también. Así que hoy en Belfusto desfacemos entuertos y dejamos bien claro qué es la ropa interior gay y quién puede usarla. Spoiler: todo el mundo puede usarla, obviamente.

Ropa interior gay
A un jockstrap normal le pones dos tiras arcoíris et voilà: ya tienes un jockstrap gay.

El arco iris nos marca el camino

La confusión (o maldad, todo depende de la intencionalidad con la que se haga) es la siguiente: la ropa interior gay es lo mismo que la ropa interior para gays. Y no amigues. De eso nada. La ropa interior gay es aquella que muestra en sus diseños algunos de los iconos que popularmente representan al colectivo gay y, por extensión, a todas las personas LGBTIQ+. Empezando por los colores del arcoíris y acabando en los unicornios. Un sinfín de motivos y conceptos que la comunidad gay reconoce como propios y que suele exhibir orgullosamente.

Ropa interior gay
Conjunto de camiseta interior y slip de la marca JOR inspirado en los colores del arco iris.

Mientras que la ropa interior para gays no existe. Insisto: N O – E X I S T E. Ni interior ni exterior. La ropa diseñada y confeccionada presuntamente para las personas con una determinada orientación sexual no tiene cabida en una sociedad moderna, inclusiva y avanzada. Los gustos sexuales nunca pueden determinar la manera de vestir, actuar o ser de una persona en el mundo. Y si alguien se mantiene en el equívoco es porque tiene algún interés -seguramente económico- en que esta confusión no haya sido desterrada para siempre.

La diversidad en la ropa interior gay

Aclarados los términos, ya podemos indagar un poco más en la ropa interior gay. Como en cualquier otro colectivo que no sea una secta, la diversidad es el buque insignia y también lo que más y mejor caracteriza a sus miembros. La ropa interior gay es, por definición, diversa, ecléctica y versátil. Existen tantos modelos como te puedas imaginar y para cada momento del día. Entonces, ¿cuál es la diferencia con la ropa interior estándar? Que incluye motivos de la iconografía gay. Dibujos y colores que identifican al colectivo y que son estampados sobre calzoncillos diseñados para todo el mundo. Sin distinciones ni preguntas inquisitorias. ¿Te gustan las estrellitas multicolores? Enhorabuena, cómprate unos gayumbos bien guapos y hasta arriba de estrellitas porque esos calzoncillos no tienen nada que ver con tus gustos sexuales. Solo con tu peculiar (y respetable) gusto por los calzoncillos estampados.

Ropa interior gay para osos
Suspensorio Daddy con los colores de la bandera del orgullo oso.

Nuevos iconos para un mundo cambiante

Entonces, ¿se podría hacer una lista de los motivos que son gays y de los que no? Bueno, podría hacerse… Pero llegados a este punto uno se plantea si la obsesión con las listitas no nos estará llevando a hacerlo todo más complicado. Algunos diseñadores con una enorme reputación en la confección de calzoncillos como Andrew Chstian desafían con cada catálogo esta necesidad de etiquetarlo todo. El californiano disfruta diseñando calzoncillos con estampados originales basados en elementos vulgares pero con un trasfondo (homo)sexual más o menos claro. ¿Son los cerditos iconos gay? ¿Esconden los perritos calientes una referencia fálica en los calzoncillos Andrew Christian? Bueno, juzguen (o no) ustedes mismos…

slips divertidos
En Andrew Christian todo es gay y, al mismo tiempo, nada lo es. ¡Y eso nos encanta!

Que la obsesión por etiquetarlo todo no nos impida disfrutar de la mejor ropa interior gay para todos, todas y todes. Si la cultura gay con sus referencias e iconos está cada vez más presente en nuestra sociedad, lo mejor que podemos hacer es aprovecharlo. Ponerle color(es) a la vida y llevar siempre los calzoncillos que nos gustan sin tener que dar explicaciones a nadie. ¡Libérate!

1 COMENTARIO

¿Quieres darnos tu opinión?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Fotógrafos

Vlad Zorin: una historia de la sexualidad

El fotógrafo ruso Vlad Zorin captura instantáneas de una honestidad palpitante con la misma sagacidad con la que recoge,...

Alexander Courtman: objetos y almas

Alexander Courtman quedó cautivado por la fotografía no hace muchos años. Por su objetivo, desacomplejado y certero, se filtra...

David-Simon Dayan: el arabesco de la vulnerabilidad

David-Simon Dayan creció devorando películas y libros. De hecho, sus emocionantes imágenes están bañadas en una suave capa en...
spot_img

Artículos Relacionados