Gojira Photos: Cuentos de Tokio

Recalando temporalmente en Tokio por motivos profesionales, el fotógrafo y realizador de televisión Roman Mellah (Reutlingen, 1975) ha tejido un rutilante patchwork de la comunidad gay nipona a partir de unas imágenes imponentes. Firmadas con el seudónimo de Gojira Photos en homenaje a Godzilla, el monstruo mutante que ha nutrido nuestras ganas de aventuras desde hace décadas, las instantáneas de Roman consiguen empaparse en un sereno equilibrio entre reposo y movimiento. Un guiño zen ejecutado con maestría.

Gustavo Forcada
Editor Jefe en Belfusto.com. Soy un disfraz de tigre. Remember, remember, the 5th of November... Safety words: Klaatu Barada Nikto. A veces sueño que tomo un macchiato con Mina en Suiza.

Acercarnos a la obra de un fotógrafo nacido en Alemania que firma todas sus imágenes bajo la denominación de Gojira Photos (Gojira es el nombre original japonés de Godzilla) puede predisponernos a encontrarnos con la obra de alguien que asienta su arte en una reductiva visión occidental de las raíces de la cultura popular japonesa.

Fotografía artística made in Japan

Esa ha sido la crítica que han esbozado, con razón, desde hace años en Japón: en Occidente nunca han conseguido entender el mensaje que se esconde detrás del monstruo creado por los estudios Tōhō.

Pero nada más lejos de la realidad. Los puntales del corpus artístico de Roman Mellah nos enseñan, en una suerte de alquimia semántica, los miedos y las culpas de una parte del pueblo japonés. También sus sabias enseñanzas. Deshilando el ovillo de historias de una ciudad tan apabullante como Tokio, a la que llegó hace unos años, Roman se adentra en el subconsciente colectivo de su comunidad gay y nos devuelve una serie de retratos que, como el lagarto prehistórico, están destinados a que tomemos conciencia de nuestra fragilidad frente a la arrogancia humana.

Gojira Photos

Y lo hace con un estilo comedido. Con una cadencia tranquila que nos envuelve y atrapa. Una técnica refinada conseguida a base de probar y experimentar con lo digital. De abusar de efectos para darse cuenta de dónde está la medida exacta a aplicar para no morir aplastado por un alud de filtros y retoques. Su mirada se entiba en una capacidad de aprendizaje que fomentó desde que comenzó a verse seducido por la fotografía.

Gojira Photos en Belfusto

El interés por la fotografía de Roman Mellah se forjó por una serie de eventualidades: «En mi juventud viajé con mi mejor amigo durante muchos años. Él siempre facturaba su Nikon con sus grandes y pesadas lentes junto con las maletas y hacía magníficas fotos de nuestros viajes a Islandia, Corea del Sur, India, Turquía… Yo quería hacer lo mismo así que me agencié una Canon sin saber mucho sobre fotografía y pronto me di cuenta de que aquello no tenía sentido».

Fotografía artística masculina

Tras no encontrar su pulsión en los paisajes y en las construcciones arquitectónicas, Roman cambió su enfoque: «Aprendí Photoshop y comencé a fotografiar a algunos amigos en Estocolmo al estilo del pintor italiano Paolo Troilo (Taranto, 1972). Me fascinó la expresividad de este artista afincado en Milán y pensé que ya que yo no estaba capacitado en absoluto para pintar, intentaría expresar las sensaciones tan fuertes que me despertaban las representaciones de Troilo (@paolotroilo54) con fotografías y retoque digital». Poco tiempo después Roman alcanzó cierta notoriedad en Suecia al ser el autor de un magnífico calendario para el Pride de Estocolmo.

Tokio monogatari

Empujado por el feedback positivo, Roman profundizó en el estudio de las imágenes. El interés por la técnica siempre estuvo presente en la trayectoria del fotógrafo: «Sigo disfrutando al descubrir cómo un colega consigue hacer las fotos que me conmueven… ya sea con manipulación digital o no. No entro en ese debate. Intentar aprender cómo se logra una determinada instantánea me abrió un nuevo mundo de creatividad». Hasta que consiguió encontrar su estilo y alumbró Gojira Photos, Roman experimentó diversas técnicas que le ayudaron a dirimir qué quería hacer y por dónde no le apetecía deambular.

Fotógrafo afincado en Japón

Admirador de artistas plásticos como James Rupapara (@jamesrupapara) o @phantasma.photo, el creador alemán tiene presente que su campo de batalla artístico se circunscribe a la fotografía: «La fotografía es lo mejor para mí. Además disfruto de la comunidad online de fotógrafos. A algunos me las he arreglado para conocerlos en persona. Con otros solo mantengo contacto online. Pero he aprendido mucho de ellos y espero haber sido de utilidad para otros. Mi ídolo confeso es Amer Mohamad (@shootmeamer)». A diferencia de la corriente dominante, Roman concibe Instagram no como una competición de likes y una exaltación de egos sino como un inmenso portfolio en el que descubrir las obras de otros colegas.

Queer photography

Gojira Photos y la isla de las emociones agazapadas

Establecido en Tokio durante algunos años y a punto de mudarse a Londres, Roman Mellah conoce de primera mano que: «fotografiar a hombres en Japón puede ser extraño, divertido y difícil. Extraño porque existen infinidad de subculturas interesantes (desde la sobredosis de ternura de lo ultra kawaii hasta una fantástica y efervescente escena fetish). Divertido porque los chicos aquí tienen cuerpos muy bonitos y pieles realmente hermosas que quedan genial en cámara. Pero difícil porque encontrar diversidad es muy complicado. Intentar montar alguna sesión con hombres con el pelo largo o con barba es una odisea».

Fotógrafo Roman Deppe

Pero las dificultades no acaban ahí: «En Japón se supone que no debes mostrar muchas emociones por lo que a veces es complicado hacer que los japoneses muestren una gran sonrisa o cualquier otra emoción marcada. Incluso a los modelos profesionales es algo que no se les pide que hagan. A menudo trato de hacer reír a mis modelos con bromas tontas. Pero muchas veces se pierden con la traducción y dejan a mi modelo simplemente desconcertado. Otra dificultad añadida es disparar la cámara al aire libre. Tokio siempre está lleno de gente. No importa dónde vayas, siempre hay alguien. Nunca estarás solo en ningún lugar. Además la desnudez no está prohibida al aire libre pero está muy mal vista. El mero hecho de quitarse la camiseta en público podría hacer que la policía viniese a sermonearte».

Slips Ropa Interior Masculina

Aún así Roman aclara que «no me gustan las fotos demasiado sexuales. Nunca hago tomas de desnudos frontales completos. Creo que hay algo muy sensual en un hombre con ropa interior o bañador. Especialmente con uno muy bien diseñado a nivel patrón, corte, estampado… Para mí, Versace es el mejor de todos». Basculando entre el clasicismo y la diversión, Roman apunta que «realmente me gusta la ropa interior masculina colorida y con patrones y estampados que no sean aburridos. En el fondo soy muy juguetón. Así que, supongo que de ahí mis preferencias. Especialmente me encantan los bañadores tipo slip

Gojira Photos Gay

El fotógrafo alemán, alma máter de Gojira Photos, tiene claro que apostar por las pequeñas marcas y fomentar el comercio de proximidad es un acierto: «Siempre estoy buscando calzoncillos y bañadores coloridos y divertidos para mis modelos. Si son de marcas locales ¡mejor! Encontrar marcas desconocidas y diseñadores locales que hagan prendas únicas es una experiencia genial. En Taipéi hay algunas firmas y diseñadores fantásticos. Cada vez que voy a allí, vuelvo cargado».

Gojira vs Mens Underwear

Roman Mellah y Bear Higuma se citan en Tokio

La mente pensante de Gojira Photos no paró de exprimir su creatividad durante la pandemia. Sus vídeos cortos y fotografías con Bear Higuma, un gigante oso de peluche, amenizaron muchas veladas de confinamiento en varios continentes: «Bear Higuma llegó a mí durante la primera mitad de la pandemia. Nunca nos confinaron en Japón pero todos seguimos las recomendaciones y nos quedamos en casa. Las sesiones de fotos se paralizaron. Estaba aburrido y encontré en un mercado mayorista un enorme oso de peluche. Siempre he sido un gran amante de los peluches así que pensé que podría quedar bien en alguna foto. Un día, en el que especialmente estaba aburrido y tonto, comencé a hacerme fotos locas con el oso y las publiqué en Instagram porque no tenía fotos de modelos nuevos y pensé que era una buena manera de entretener a mis seguidores encerrados. Llamé al oso Higuma que significa oso pardo en japonés y lo convertí en mi odioso y juguetón novio».

Bear Higuma
Bear Higuma haciendo de las suyas durante la pandemia.

Apoyándose en un humor naíf y un desarrollo sin pretensiones, Roman Mellah presentó a Higuma a sus seguidores y aunque personalmente al fotógrafo no le gusta aparecer en sus composiciones, «la cosa despegó bastante bien. A la gente le gustó y pensó que era muy divertido. Así que hice muchos episodios y los edité en forma de pequeños vídeos. Cuando las restricciones se levantaron no quería desviar la atención de mi proyecto fotográfico por lo que abrí una cuenta adicional en Instagram: @bear _._._ with_ ._._ y Higuma y yo nos trasladamos allí. No es más que un proyecto tonto que actualizo de vez en cuando. Nuestros seguidores nos envían vídeos divertidos con los doppelgangers de Higuma que campan a lo largo y ancho de todo el mundo. También bromeamos un poco sobre las cosas que están haciendo los Higumas cuando no estamos en casa… ¡Si quieres unirte, no lo dudes!»

Cuerpos masculinos Gojira Photos

Desde hace ya algunas semanas comienza a notarse cierta sensación de apertura en el país de Asia Oriental y le preguntamos al responsable de Gojira Photos cómo ha vivido estos meses de Covid-19: «La pandemia no nos ha afectado en Japón tanto como en otros países. En los primeros meses todos nos refugiamos en casa pero ahora la vida ha vuelto a una cierta normalidad. Eso sí, la vida nocturna está bastante muerta».

Ropa Interior Masculina

En cuanto a las sesiones fotográficas, la rutina de trabajo de Roman ha cambiado necesariamente: «Tengo un pequeño estudio en casa que ya no utilizo. Según el modelo y el tipo de sesión, ahora alquilo un estudio más grande donde podemos mantenernos mucho más alejados unos de otros. También estoy apostando mucho por las sesiones al aire libre. Lo cual es una suerte de despedida poética porque me mudaré a Londres en unos seis meses aproximadamente y sentía que debía mostrar más los paisajes de Tokio en mis fotos. Tener esta maravillosa ciudad como telón de fondo de mis composiciones es una oportunidad única que debo aprovechar mientras pueda. Ahora aquí vuelve a hacer más calor así que pronto podré ir al bosque o a las playas cercanas a la capital japonesa».

Fotografía Gojira Photos

Con todo, Roman apunta que «todos hemos estado lidiando con un amplio abanico de emociones los últimos meses. Nos hemos enfrentado a situaciones nuevas. Así que pienso que eso va a reflejarse de una forma u otra en mis fotos. Ya sea de manera directa (por ejemplo fotografiando a modelos con mascarilla) o de forma más sutil, tratando de reflejar el optimismo y la alegría que subyace al disfrutar de la vida. Será interesante, dentro de algunos años, mirar hacia atrás para darnos cuenta de cómo cambió la pandemia la forma de representarnos en las fotografías».

Roman Deppe Retrato
Retrato de Roman Mellah.

- Publicidad -spot_img

¿Quieres darnos tu opinión?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img

Radar

Cómo conservar tu lencería masculina

Ahora que ya no es ninguna cosa tabú y que muchas marcas de ropa interior masculina están lanzando varias...

Lencería masculina para tallas grandes: se rompió el tabú

La lencería masculina para tallas grandes es una de esas cosas que, a fuerza de negarles la visibilidad, uno...

Pijamas kust. 2021: el lujo de andar por casa

La línea de pijamas kust. 2021 es, posiblemente, el mejor ejemplo de la exquisitez con la que trabaja la...
-Publicidad-spot_img

Artículos Relacionados